El faro que abrió Egipto al Mediterráneo

La más útil de las siete maravillas del mundo antiguo fue, sin duda, el faro de Alejandría. También fue una de las que más tiempo se mantuvo en pie.

16462935_1559390577423491_5163921963206925915_o

En 1326, el viajero árabe Ibn Battuta vio una de sus caras en ruinas. “Es un edificio cuadrado muy alto, y su puerta está por encima del nivel del suelo. Situado sobre un montículo elevado, está a tres millas de la ciudad, sobre una larga lengua de tierra”. Medía 134 m de altura y estaba construido con bloques de mármol ensamblados. En lo alto, un gran espejo metálico reflejaba el sol durante el día y la luz de una gran hoguera durante la noche.

Beatriz Maestro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s